sábado, 3 de junio de 2017

La tecnología de la información como aliada de su negocio


La democratización de la tecnología ha permitido una auténtica revolución en el sector de las TI, ofreciendo a las empresas una alternativa a las TI tradicionales basadas en infraestructuras locales. Sin embargo, el acceso a la nube pública no ha resuelto el problema que plantean los centros de datos.
Al evaluar la adecuación de la nube para cargas de trabajo específicas, los responsables de la toma de decisiones de TI tienen en cuenta factores como:
Problemas de seguridad. Siendo el mayor impedimento para la adopción de la nube pública. Un 64 % de los responsables de decisiones de TI encuestados por Frost & Sullivan declara que la preocupación por un acceso no autorizado a sus datos es el motivo por el que no colocan una o más cargas de trabajo en la nube.
Problemas de conformidad. La mayoría de los responsables (el 61% según el estudio de Frost & Sullivan) declaran estar preocupados porque la nube pública no ofrece suficientes garantías de conformidad.
Problemas de rendimiento de las aplicaciones. La nube pública preocupa por el rendimiento de las aplicaciones como base para su decisión de mantener en sus centros de datos privados el almacenamiento y las aplicaciones más sensibles a este factor.
Compatibilidad con las aplicaciones. Muchas aplicaciones heredadas son complejas y necesitarían una profunda recodificación para llegar a ser compatibles con la nube pública.
Coste total de propiedad. Una cuarta parte de los directores de TI declaran estar preocupados porque la iniciativa de nube no llegue a generar suficiente rentabilidad. En determinadas cargas de trabajo, la nube pública sujeta a la fórmula de pago por uso puede plantear un coste superior a un sistema en propiedad.
Para evitar estos problemas, los responsables de decisiones de TI apuestan por nubes híbridas para lograr un entorno de centro de datos que combine la escalabilidad, el bajo coste, la velocidad y la eficacia de la nube pública con el control, la seguridad y la visibilidad del centro de datos tradicional in situ.
Para identificar un proveedor de servicios de gestión de centro de datos que piense como uno más de la organización, los directores de TI de la empresa deben establecer requisitos de servicio basados en los mayores desafíos y necesidades del centro de datos. De hecho, el servicio de gestión del centro de datos "ideal" debería responder a una serie de objetivos centrados en la empresa:
Proporcionar mantenimiento/gestión de infraestructura. El departamento de TI debería poder confiar la gestión del centro de datos al proveedor de servicios para que lo mantenga en un estado operativo óptimo, de modo que pueda reasignar a su propio personal a iniciativas más estratégicas.
Optimizar el uso de los equipos existentes. El servicio debe utilizar la infraestructura útil actual, con independencia de su fabricante, y permitir que el departamento de TI haga uso de ella sin comprometer el rendimiento ni la eficacia.
Garantizar la escalabilidad instantánea. El servicio debe garantizar que la infraestructura de su centro de datos siempre tenga un "búfer" de capacidad suficiente para gestionar los picos de tráfico sin que sea necesario un sobreaprovisionamiento de hardware.
Requerir una inversión de capital mínima. Es fundamental que sea económico.
Ofrecer visibilidad y control. Debe proporcionar al personal de TI, e incluso a la unidad de negocio, visibilidad y control sobre todos los aspectos del uso de la infraestructura.
Proporcionar compatibilidad con proveedores diversos. Cubrirá un entorno de TI heterogéneo y ofrecerá compatibilidad con componentes de infraestructura de diversos proveedores.
Ser compatible con la nube híbrida. Ser compatible con un entorno de TI híbrido, que ofrezca flexibilidad para utilizar la nube pública en casos de picos, migración o fallas, según lo requieran las aplicaciones.
Aportar nuevas soluciones a antiguos problemas. Debería admitir la mejora continua en su centro de datos, incorporando procesos y tecnologías nuevos y contrastados para poder cumplir sus objetivos empresariales.
En resumen, para apoyar los requisitos empresariales en continuo aumento, los directores de TI deben conseguir un equilibrio entre las últimas novedades y los procesos más antiguos con los que se continuará trabajando. Es decir, una gestión óptima del centro de datos con tecnologías innovadoras que mejoren la empresa. Por ello, es fundamental contar con un proveedor de servicios de centro de datos innovador, que permita disfrutar de flexibilidad empresarial para que así la empresa pueda tenerlo todo.