viernes, 27 de enero de 2017

Tres roles de nube que los CIO no pueden ignorar

Aprovechar la computación de nube para obtener beneficios, como la rápida generación de proyectos empresariales innovadores y la reducción de los costos generales de TI, depende tanto de la gente como de la tecnología, dijo Donna Scott, analista de Gartner.

El tablero de dibujo

El primer papel, dijo, es desempeñado por el grupo de estrategia y arquitectura de la nube. El equipo normalmente trabaja en la oficina de arquitectura y estrategia de TI, y se encarga de forjar una estrategia de nube, que establece aspectos como el alcance de la iniciativa de nube de una empresa, los resultados de negocio buscados, y un marco de trabajo para determinar, por ejemplo, qué debería moverse a proveedores de nube pública, como Amazon Web Services y Microsoft Azure, qué debería ir a una nube privada, y qué es adecuado para aplicaciones de software como servicio.
Pero el equipo es responsable por más que desarrollar una estrategia de nube, dijo Scott. Su trabajo consiste también en diseñar cómo se verán y se sentirán las aplicaciones en la nube, y cómo se recuperarán en caso de un fallo del equipo o apagón, lo que se conoce como resiliencia. El equipo también diseña "reutilización", que describe los estándares y los roles de gestión que los desarrolladores pueden seguir para crear rápidamente nuevas aplicaciones en la nube.
El equipo no pone las aplicaciones de la nube reales en funcionamiento, dijo Scott. Ese rol de nube pertenece al equipo de gestión de entrega, que pone los productos y procesos en manos de los usuarios. Pero el grupo de estrategia de la nube "guiaría a esa organización de gestión de entrega en cuanto a cómo poner las aplicaciones a bordo de la nube pública o privada", dijo Scott. "O puede buscar un híbrido, donde la interfaz de usuario está en la nube pública y los datos están en la nube privada".

Gestión en la nube

El segundo de los papeles clave de la nube es nuevo para la mayoría de las organizaciones, dijo Scott. Se llama gestor de productos de nube e informa a la oficina de gestión de servicios, lo que garantiza la continuidad de los servicios de TI. Muchas organizaciones tienen gerentes de producto, dijo Scott, que son responsables, digamos, de los servicios en el lugar de trabajo: los teléfonos, computadoras y procesos que los empleados necesitan para hacer su trabajo. Los gerentes de producto tienen que conocer el mercado y asegurarse de que todo es operable.
Los gerentes de producto de nube hacen lo mismo con los productos y servicios de nube de una empresa.
"Ellos determinan si hacer las cosas internamente o externamente, dónde eres competitivo y dónde no", dijo Scott. Ellos clasifican: "¿Qué servicios se deberían estar utilizando en la nube pública? ¿Qué servicio debería exponer en la nube privada? ¿Cómo va a evolucionar aquéllos con el tiempo?".
Los gerentes de productos de nube también son responsables de crear la gestión de seguridad en los servicios en la nube que se pueden supervisar. Así que, si los desarrolladores hacen cambios en la base de datos de una organización para que sea accesible a internet y no se supone que lo sea, se puede capturar justo en ese momento, dijo Scott.

Orientación financiera

La tercera de las funciones de la nube es la financiación de TI, "una parte realmente importante del éxito con la computación de nube", dijo Scott. El equipo trabaja en la oficina de planificación y gobernanza, y ayuda a los gerentes de productos de nube con declaraciones de ganancias y pérdidas, que establecen los ingresos y gastos de la empresa y les ayudan a determinar si ir a la nube pública, frente a construir capacidades de nube privada, mantendría a la empresa competitiva.
"O si quiere hacer que funcione internamente, cómo podría tener que rediseñar la infraestructura y la arquitectura de la nube privada para conducir a precios más bajos", dijo Scott.
La oficina de finanzas de TI también ayuda a optimizar los costos de la nube, que funcionan de manera diferente en la nube pública y en la privada. En la nube privada, si un equipo de desarrollo, digamos, permite que las máquinas virtuales se ejecuten cuando no están en uso, la compañía no está gastando más dinero, dijo Scott. El olvido de apagar las cosas en la nube pública es otra cosa.
"Usted podría encontrar que tiene exceso de costos. Puede que encuentre que sus reglas de escala automática son demasiado agresivas", dijo Scott. Y es ahí donde la supervisión y asistencia de las finanzas de TI es necesaria. "Optimizar ese costo es crítico, tanto en el lado de la nube pública, como en la nube privada".