viernes, 27 de enero de 2017

La mitad de usuarios móviles teme que sus datos sean filtrados



A nivel global la adopción de smartphone es ya un estándar y se utiliza sin problema para variedad de transacciones comerciales, sin embargo, según un estudio realizado por Gemalto, todavía no se sienten totalmente seguros en su uso y esperan mayores garantías.

De acuerdo a la encuesta realizada por Gemalto, el 80% considera que la confiabilidad y seguridad son los atributos más valiosos que puede ofrecer una App pagada y esperan ver un símbolo de seguridad (desde un candado hasta la autenticación biométrica o escaneo de iris) antes de realizar cualquier operación monetaria en el teléfono.
Además, seis de cada diez usuarios espera que la seguridad en el teléfono inteligente sea fácil (no genere fricciones) y aseguran que realizarían más transacciones digitales si ven garantizada su seguridad. Incluso el 70% dijo que almacenaría sus documentos de identidad digital  en el teléfono si tendrían la garantía de que las App no filtrarán la información. 
El estudio de Gemalto muestra que solo el 30% de los consumidores considera que las compañías (operadores o proveedores del servicio) se toman la protección de sus datos personales con seriedad y la mitad  (58%) teme ser víctima de filtración de su información personal en línea.
Además el 70% cree que la responsabilidad de proteger dicha data recae en las empresas y no en ellos mismos. Y es por esa razón que si bien el 87% usa banca en línea el 34% cree que esto los hace vulnerables a los cibercriminales y el 58% dejaría de usarla si comprueba que fueran víctima de una filtración.
El estudio también reveló que el uso fraudulento de información financiera ha afectado al 21% de consumidores, un 15% ha sido víctima de uso fraudulento de sus datos personales y un 14% del robo de identidad. El phishing ha sigo el método más utilizado (33% de los casos) sin embargo un 27% cree que esto es culpa los inadecuados servicios que ofrecen las empresas y no culpa de sus propia irresponsabilidad al abrir enlaces compartidos en correos o redes sociales, que es como suele darse el phishing.
“Claramente, los clientes han decidido que están dispuestos a asumir riesgos cuando se trata de su seguridad, pero si algo sale mal, culpan a las empresas”, declaró Jason Hart, director de Tecnología de Protección de Datos de Gemalto. “El cliente de hoy en día se interesa por la comodidad y espera que las empresas le brinden esto y a la vez mantengan sus datos seguros", remarcó.
EL DATO
El robo de identidad es el principal tipo de filtración de datos y representa el 64 % de todas las filtraciones de información.