sábado, 8 de octubre de 2016

Beneficios de la virtualización y consejos para su implementación

Se entiende por virtualización el proceso de reemplazar dispositivos físicos por dispositivos virtuales, disponibles mediante un software. Por ejemplo, dividir un servidor físico en varios servidores virtuales a través de particiones. Para ello, se ocupan soluciones como las de VMWare, Hypervisor, Xen, VirtualBox de Oracle y Qemu, por citar algunas. Se puede virtualizar servidores, estaciones de trabajo, redes y aplicaciones. Para ello,el software de virtualización administra los recursos físicos de esa máquina: memoria, CPU, almacenamiento y ancho de banda de la red, entre los aspectos más relevantes. De esa forma, se asigna cada dispositivo virtual según la necesidad y configuración.
Junto con la disminución del uso de equipos físicos, la virtualización trae como beneficios la reducción de costos de mantenimiento y consumo energético. De esto se deriva una consolidación de servidores, que permite optimizar el uso del espacio físico. De acuerdo con VMware, las empresas dedican cerca del 70% de su presupuesto de TI al mantenimiento de la infraestructura física, y esto puede reducirse hasta un 70% virtualizando su infraestructura.
“Además, permite la preconfiguración de equipos, es decir, que se puedan configurar nuevos servicios a una fracción de tiempo. Otro beneficio es la factibilidad de combinar diferentes soluciones tecnológicas en una sola plataforma de hardware, lo que permite trabajar con soluciones basadas en Windows, Linux u otros sistemas, según la necesidad de cada empresa”, argumentó Enrique Nuñez, gerente de investigación y desarrollo de Informat, una empresa chilena de servicios de TI.
“A través de la virtualización, se puede acceder a todos los componentes de una PC de escritorio, documentos, imágenes y aplicaciones empresariales, desde cualquier dispositivo y en cualquier lugar del mundo. Otro aspecto fundamental, en la misma línea, se relaciona con la virtualización de aplicaciones, porque una aplicación correctamente empaquetada podrá ser usada desde cualquier plataforma. Es decir, si una empresa tiene una aplicación legacy que corre solo bajo Windows 95 y es crítica para aquella organización, la virtualización es una alternativa”, agregó Nuñez
“La rentabilización de los costos fijos de infraestructura es el principal driverpara virtualizar. Las empresas en Chile ya no piensan en comprar muchas máquinas; todas piensan en irse a la nube y dar el paso intermedio, que es a través de la virtualización. La virtualización es una realidad”, destacó Cristián López Urbina, gerente de la unidad de nube de In Motion.
El ejecutivo señaló que la diversidad de soluciones de virtualización, con ofertas gratuitas y pagadas, permite que haya opciones para todo tamaño de empresas. Asimismo, dijo que los ahorros de costos se valorizan en un año, llegando al orden del 30% y, en tres años a un 60% en comparación con la compra de infraestructura tradicional.

Tendencias dentro de la virtualización

López Urbina, de In Motion, dijo que una tendencia actual es la computaciónserverless, orientada a servicios y microservicios. “Una derivada de la virtualización son los containers o ‘contenedores’, los que representan una virtualización dentro de otra virtualización, con la capacidad de utilizar los recursos de cómputo de manera aislada y obteniendo ventajas de time to market al momento de hacer el despliegue de ambientes o creaciones de infraestructura en los equipos de desarrollo”, resaltó.
Sin embargo, el hecho de que por un mismo puerto físico de red se encuentren usuarios de diferentes departamentos que no pueden compartir información –por las estaciones virtuales en un mismo servidor físico– o, peor aún, que varias empresas compartan los mismos recursos físicos en un centro de cómputo fuera de la organización, hace que la seguridad se vuelva un tema crítico de solucionar.
“Por ello surge la microsegmentación, para ayudar a resolver dichos inconvenientes. La microsegmentación permite a las empresas dividir sus redes físicas rápida y fácilmente en cientos o miles de microredes lógicas, o microsegmentos. Esta tecnología está basada en software que se carga en sus dispositivos físicos o virtuales, incluso móviles, con una única consola de gestión, junto con los agentes que se ejecutan en dispositivos, y le permiten al gestor del sistema colocar en capas el control para decidir quién hace qué, y fácilmente hacer cumplir esas reglas a nivel de paquetes de red”, indicó Cristián González, ejecutivo de ventas para Global Sales LACSA de Unisys.
González explicó que la gestión de seguridad se simplifica y facilita, pues los controles se basan en la identidad de los usuarios, por lo cual estos conservan sus niveles de seguridad sin importar si se conectan a los sistemas empresariales desde un dispositivo físico o uno virtual, y de su ubicación.
“Desde el punto de vista de la nube híbrida, existe software para gestionar el aprovisionamiento automático, o mediante un portal de autoservicio, tanto de servidores como de escritorios virtuales desde la nube de terceros. Esto hace aún más conveniente para las compañías con demanda variable de procesamiento, o estacionalidad en la cantidad de usuarios, sacar más ventajas de la virtualización, sin realizar inversiones en su datacenter”, refirió González de Unisys.
Para Ignacio Urbina, director de ventas de Sonda, otras tendencias que aumentan la eficiencia de los entornos virtuales son la hiperconvergencia y la orquestación. “La simplificación de las tecnologías, considerando las redes SDN (software defined networking), hacen que la plataforma pueda convivir de mejor forma con otros ambientes. No obstante, aún existen desafíos de la tecnología para una real integración y estandarización de las redes en ambientes virtuales y de nube híbrida”, señaló.
En la virtualización de servidores, otra tendencia es el uso de múltiples tecnologías de virtualización, desde dominios físicos eléctricamente aislados e implementaciones en micro código, hasta contenedores y zonas implementadas a nivel de sistema operativo. “Hoy, los crecientes requerimientos de seguridad y aislamiento entre máquinas virtuales, dados por el crecimiento de la potencia de los servidores y los ratios de consolidación, como el crecimiento de nubes públicas y privadas, dificultan que una sola tecnología sea óptima para solucionar todos los problemas, por lo que la mayoría de los datacenters complejos requiere una combinación de las mismas”, sostuvo Ignacio Mauri, director de consultoría de venta de sistemas para América Latina en Oracle.

Algunos beneficios de la virtualización

Por Ignacio Urbina, director de ventas de Sonda
Ventajas generales:
  • Permite una mejor utilización de los recursos de infraestructura de hardware y software.
  • Aumenta la seguridad del ambiente, pues contar con una administración centralizada mejora el monitoreo y control de los datos, además de facilitar la aplicación de políticas de seguridad.
  • Actualización más rápida y sencilla de las versiones y el despliegue de las nuevas aplicaciones.
  • Mayor disponibilidad y continuidad de negocios (DRP: replicación y sitio de contingencia, en caso de ser necesario).
  • Flexibilidad y agilidad en despliegues y crecimiento.
Beneficios de la virtualización de escritorios
  • Los dispositivos de los usuarios (thin clients) son más económicos que una PC y solo sirven para ese propósito.
  • Las tasas de falla de los clientes delgados son muy bajas, debido a que no tienen partes móviles. Por lo tanto, la vida útil actual supera los seis años.
  • El costo total de propiedad para proyectos de evaluación mayor a seis años puede ser relevante, considerando entornos de muchos usuarios y con mucha dispersión geográfica.
  • Acceso remoto con múltiples dispositivos, lo que permite mayor movilidad de los usuarios.
Beneficios de la virtualización de servidores
  • Mayor control del costo total de propiedad. Los departamentos de TI pueden distribuir mejor las plataformas y costos por diferentes unidades de negocio.
  • Los ambientes virtualizados están hospedados normalmente en centros de datos de clase mundial (idealmente Tier III o IV), que tienen niveles mayores de disponibilidad y seguridad que los centros de datos empresariales tradicionales.
  • Los sistemas de respaldo de datos son más eficientes y económicos, y las opciones de tener sitio de contingencia son más sencillas.
  • Al incorporarse herramientas de orquestación o automatización, se aumenta el uso, el control y la eficiencia del entorno virtual.

Consejos y recomendaciones al virtualizar

Frente a los escenarios de virtualizar o no virtualizar, los expertos advierten que lo primero es entender que no siempre es conveniente virtualizar, o que hay ambientes o tecnologías que no permiten ser virtualizados. Por ello, conviene hacer un análisis de la operación para entender en cuáles casos es conveniente o posible, y en cuales no, ya sea por alineamiento político o porque las funciones operativas que se ejecutan en el servidor o la estación no lo permiten.