sábado, 17 de septiembre de 2016

La virtualización del escritorio, clave en los procesos de transformación digital

virtualizacion_2

Según un informe de IDC, se trata de una opción que cada vez más atrae el interés de las organizaciones para resolver los retos asociados a la digitalización del puesto de trabajo.


La consultora IDC ha publicado un informe, impulsado por la compañía española VirtualCable, en el que analiza la importancia de la virtualización del escritorio (VDI) en los procesos de transformación digital de las organizaciones. El documento parte de la idea de que las empresas actuales se encuentran en un continuo proceso de evolución tecnológica en el que la consolidación de la administración y el ciclo de vida de los puestos de trabajo tienen una gran relevancia. Además, esto está creando nuevas necesidades de acceso a la información y ejecución de aplicaciones en usuarios remotos y a través de terminales móviles. En este contexto, la virtualización del escritorio aporta una mayor flexibilidad de dispositivos y tecnologías.
En palabras de Juan García Morgado, analista de la consultora, “en opinión de IDC, las ventajas de los sistemas VDI incluyen la agilidad y eficiencia en los despliegues, las actualizaciones y el soporte, la optimización de los recursos del puesto de trabajo, la flexibilidad de accesos multidispositivo y la seguridad y disponibilidad en aplicaciones y datos”. El directivo, además, asegura que “una buena implementación de VDI debería, por tanto, redundar en una disminución de los costes de operación”.
En este sentido, el informe hace hincapié en que la seguridad y la gestión centralizada de los datos son ventajas importantes que hay que tener en cuenta, pues ayudan a que las organizaciones mejoren el control de las operaciones y maximicen la continuidad del negocio. Asimismo, otros beneficios destacados de VDI son la interoperabilidad con las aplicaciones y sistemas existentes que redundan en un ahorro de costes.
No obstante, puntualiza la consultora, existen también algunos riesgos implícitos en los proyectos de virtualización de escritorio, tales como la elevada inversión inicial en hardware y licencias, la gestión de expectativas en la experiencia de usuario y la complejidad del proceso de implementación. Por todo ello, según el informe de IDC, es conveniente que cualquier proyecto de virtualización de escritorio tenga que planificarse de manera cuidadosa, teniendo en cuenta dependencias y costes ocultos.