viernes, 19 de agosto de 2016

El futuro de la videoconferencia: Tres tendencias que darán nuevo aliento a una vieja industria

Generic_Illus_The-future-of-video-conferencing-1

Durante décadas, la videoconferencia ha sido una característica agradable que han tenido la mayoría de las empresas, pero no una necesidad. Gracias a los avances en hardware y software, así como la creciente demanda por comunicaciones visuales entre la fuerza de trabajo compuesta por millennials, esto está a punto de cambiar.
A pesar de la disminución en los costos de ancho de banda, tanto el hardware como el software continúan con las mejoras en la calidad de video, mientras utilizan mejores métodos de compresión que consumen menos ancho de banda. Esto ha ayudado a reducir los costos de los servicios y dispositivos de videoconferencia, lo que ha llevado a una adopción generalizada en el lugar de trabajo. Hoy en día, las reuniones virtuales se realizan en grandes salas de videoconferencia dedicadas a la colaboración entre equipos, en dispositivos móviles como las tabletas y los teléfonos celulares o simplemente mientras se sientan en un escritorio y utilizan un teléfono VoIP o de conferencia.
Conforme la tecnología mejora, se esperan tres tendencias para el futuro de la videoconferencia:

Una fuerza de trabajo más joven espera servicios de videoconferencia de alta calidad

Generic_Illus_The-future-of-video-conferencing-2

Hace poco Cisco informó una tendencia creciente en la videoconferencia con los empleados más jóvenes que indica la gran diferencia entre los líderes de la actualidad y los líderes del futuro. Los que están en el liderazgo hoy en día son muy entusiastas acerca de la tecnología y quieren usarla cuando sea posible, mientras que los líderes del futuro serán dependientes de la tecnología y, por lo tanto, se espera que la utilicen a lo largo de su vida cotidiana.
Un estudio realizado por Redshift Research y patrocinado por Cisco proporciona el contexto para esta declaración. Según la encuesta, 87 por ciento de los jóvenes preferiría trabajar para una organización “con más capacidad de video” frente a una que limite su inversión en videoconferencia. Además, 84 por ciento de los encuestados cree que se basarían en las reuniones virtuales con video para una de cada cuatro interacciones como mínimo.
Además de contar con el video como una herramienta de colaboración casi por defecto, 75 por ciento de los jóvenes profesionales encuestados dicen que no se conformarán con baja calidad. Esta expectativa crecerá conforme la tecnología sigue mejorando a gran velocidad.

La videoconferencia será utilizada más que la reunión virtual tradicional

Generic_Illus_The-future-of-video-conferencing-3

En una reciente sesión preguntas y respuestas, Lovina McMurchy, gerente general de Publicidad de Skype, declaró que, en promedio, se realizan 8 mil millones horas de video de conversaciones sociales en Skype, este ha sido el caso desde 2011, cuando Microsoft adquirió la compañía. La creciente tendencia de videollamadas seguirá cambiando la manera en que las personas interactúan unas con otras y combatirá algunos de los estigmas asociados con la elección de la videoconferencia sobre las reuniones cara a cara.
Además del creciente uso social asociado a la videoconferencia, que se está convirtiendo en algo común durante el proceso de entrevistas modernas, las compañías globales a menudo buscan el talento global, pero viajar fuera de un estado para una entrevista de trabajo no siempre es el mejor enfoque. Debido a esto, un estudio reciente llevado a cabo por PGI sugiere que 66 por ciento de los candidatos prefieren entrevistas de vídeo a en vez de viajar para encontrarse con un empleador potencial. Esto incluso llega a ser más común con los candidatos locales que podrían necesitar reunir a un equipo grande cuyos horarios no se alinean.
La videoconferencia se ha convertido en una característica popular de soluciones de negocios empresariales de calidad. Mediante la integración de los servicios de video conferencia con los sistemas de la empresa, los empleados están encontrando nuevas y únicas formas de ejecutar las reuniones virtuales que van más allá de los métodos tradicionales. En la misma encuesta de Redshift Research, se preguntó a los encuestados acerca de las características futuras que ayudarían a mejorar las reuniones con la integración empresarial. Cincuenta y cuatro por ciento de los encuestados mostró interés en la personalización de la experiencia del espectador con herramientas de intercambio de medios sociales. Veintiún por ciento prefiere traducción de idiomas en tiempo real y burbujas pop-up que proporcionen información de LinkedIn y Salesforce de los participantes de la reunión.

La realidad virtual llevará la videoconferencia al siguiente nivel

Generic_Illus_The-future-of-video-conferencing-4

Los servicios de videoconferencia permiten que los participantes se comuniquen en muchos niveles más allá de los que ofrece una conferencia telefónica tradicional. A través de la visualización de las expresiones faciales y el lenguaje corporal, los participantes son capaces de experimentar diferentes señales no verbales, que a menudo constituyen el 93 por ciento de la comunicación estándar. A través de la realidad virtual, los participantes pueden llevar las reuniones virtuales aún más allá.
Con el uso de una diadema como HoloLens, que combina la realidad virtual y aumentada en una sola experiencia, todos los participantes del encuentro puedan sentarse en la misma habitación juntos, no importa dónde se encuentren físicamente. Esto se logra a través de hologramas que se pueden ver a través del auricular.
En la videoconferencia tradicional los participantes solo se ven en una cámara y en sus pantallas. Esto a menudo hace perder el contacto visual y proporciona una sensación continua de separación. Con tecnología como la de HoloLens, los participantes pueden girar la cabeza hacia la izquierda para mirar el holograma de la persona sentada a su izquierda. Pueden mover a su derecha a interactuar con la persona que está en ese lado. Además, pueden compartir proyectos y manipularlos en tiempo real como un equipo. Todo esto se puede hacer en un entorno virtual creado en el mundo físico.
Estos son sólo tres las tendencias de muchos de ajustes que cambiarán la forma en cómo interactuamos unos con otros a través de la videoconferencia. A medida que la tecnología siga evolucionando, las reuniones virtuales se convertirán en la norma y el teléfono de la sala de conferencias se convertirán en nada más que un pisapapeles retro.