lunes, 23 de mayo de 2016

La nube: el acortamiento de las distancias

En algún artículo anterior de este, nuestro espacio, MENTES DIGITALES, platicamos sobre lo que era la Nube, el famoso WWW trasladado ahora a aplicaciones tecnológicas de última generación, que están empezando a transformar muchos de los procesos de trabajo, investigación y desarrollo de las empresas de IT, y de muchas áreas que utilizan precisamente estos servicios para la optimización de sus operaciones.
El Cloud Computing, o “La Nube”, puede sonar a un concepto vanguardista, alejado y hasta medio etéreo.  En su conceptualización básica, si puede reunir algunas de esas características, pero ya en la objetividad de la práctica, se reduce a el acortamiento de distancias para el almacenamiento, procesamiento y reporteo de los distintos procesos que podemos efectuar mediante el uso de las computadoras, y ahora, laptops, tablets y smartphones.
Efectivamente, “la nube”, viene a ser una serie de Data Centers que hacen las veces de servidores remotos, ya sea que manejen diversas funcionalidades y en verdad sean servidores virtuales en la nube, o bien, cómo escritorios virtuales o discos duros virtuales, ambos, accesibles desde cualquier equipo que tenga conexión a Internet. 
Y esa es precisamente la clave del acortamiento de distancias que mencionaba en la definición inicial. Todavía hoy día, tenemos edificios inteligentes que tienen sus “venas informáticas” corriendo por todos los pisos, techos y paredes del inmueble, con cableado estructurado nivel 5 o similar,  y que llega a los “plug ins” de las paredes de los diversos sitios de trabajo de las personas que tienen acceso a los sistemas o servidores de la organización o empresa en la que están trabajando. 
Esto, por supuesto, viene acompañado de un Site, el lugar dónde se concentra el recurso informático más importante de la empresa, su servidor, con sus racks, switches y panales de parcheo, desde dónde se distribuye toda la señal a los usuarios.
Con el uso de la tecnología WiFi, se han ido estableciendo Gateways, tambíen conocidas cómo Puertas de Enlace, que permiten que la señal del Modem que recibe, a su vez, la señal de internet de nuestro ISP (Internet Service Provider), pueda ser transmitida y recibida por todos los usuarios de la organización.  Esto aplica también para los que antes eran conocidos como los “servidores de impresión”, que ahora también se puede hacer mediante esta tecnología.
Pero regresemos al concepto de “Acortamiento” de distancias.  Ahora, mediante el Internet, y sobre todo, a partir del uso de la Banda Ancha, nosotros podemos accesar prácticamente cualquier sitio del mundo que este dentro de los protocolos IP y cuente con una DNS pública, y muchos de ellos, precisamente se encuentran hospedados en Data Centers, que ahora están evolucionando por la rapidez y eficienca de las conexiones, a no solamente ser servidores web, sino sevidores remotos que permiten el procesamiento que la organización requiera para su funcionamiento cotidiano.
Con esta breve introducción, la semana entrante empezaremos a ver desde lo que es un Data Center, y los distintos servicios y tecnologías que ya pueden ser implementadas en empresas de diversos tamaños, para la eficientización de los recursos informáticos.
De ahí también desprenderemos términos que seguramente ya han escuchado las Mentes Digitales, cómo lo son: Google Drive, Dropbox, Cloud Computing y servicios similares que, precisamente, son basados en “La Nube”.