domingo, 3 de abril de 2016

8 consejos para protegerse contra el ransomware


ransomware
Hay muchas posibilidades de que conozcas a alguien que ha sufrido un ataque de ransomware. Le puedo haber ocurrido a un familiar, a un amigo, ala policía local o a cualquier otra empresa o institución.
Si no has sufrido el problema personalmente, puede que tuvieras mucha suerte o que tomaras las medidas necesarias para proteger tu ordenador y tus ficheros.
Prevenir es mucho mejor que curar, por eso os ofrecemos los siguientes ocho consejos para protegerse contra el ransomware.

1. Realiza copias de seguridad habitualmente

La única copia de seguridad que te arrepentirás de no haber hecho es la que dejaste “para otro día”. Las copias de seguridad te protegen de más cosas que del ransomware: robo, incendio, inundaciones o de un borrado accidental. Asegúrate que cifras la copia de seguridad para que solo tú la puedas restaurar y guarda una reciente en un lugar seguro que no esté en el mismo sitio que los ordenadores.

2. No habilites los macros

Gran parte del ransomware se distribuye a través de documentos Office que engañan a los usuarios para que habiliten los macros. Microsoft acaba de publicar una nueva herramienta en Office 2016 que puede limitar la funcionalidad de los macros, al prevenir que los actives en documentos que has descargado de Internet.

3. Valora instalar visores de Microsoft Office

Estos programas te permiten ver un fichero Word o Excel sin macros. Estos visores no soportan los macros, así que no puedes activarlos por error.

4. Cuidado al abrir ficheros adjuntos no solicitados

La mayor parte del ransomware se encuentra en ficheros adjuntos de correos electrónicos. Extrema las precauciones al abrir estos archivos.

5. No te otorgues más privilegios que los necesarios

Conéctate como administrador solo el tiempo necesario. Evita navegar o abrir documentos cuando estés conectado en tu ordenador como administrador.

6. Actualiza, actualiza, actualiza

El malware aprovecha las vulnerabilidades en el software, pero estas normalmente tienen solución. Para ello instala todas las actualizaciones de tu sistema operativo y programas que uses.

7. Forma a tus empleados

Los usuarios son el eslabón más débil en la cadena de la seguridad. Fórmalos en seguridad para evitar problemas.

8. Segmenta la red local

Separa las distintas áreas con un firewall, de manera que los sistemas y servicios solo sean accesibles cuando son realmente necesarios.