lunes, 28 de diciembre de 2015

¿Por qué pasar del respaldo tradicional a soluciones de disponibilidad?







¿A quién no le llama la atención un auto clásico? Sin duda alguna durante años han permanecido en el gusto de la gente, por otro lado vemos que los autos modernos cuentan con características que jamás encontraríamos en uno antiguo, por ejemplo, la potencia, conectividad, velocidad y seguridad, son elementos que buscamos en un vehículo para que funcione en todo momento y lugar sin importar las condiciones; un auto clásico nunca lo utilizarías para hacer un recorrido largo con tu familia, quizá no llegarías.
De manera similar es el caso en las empresas que viven una era en donde el incremento diario en la generación de datos –entre 30 y 50% por año - las coloca en una situación en que proteger y asegurar la disponibilidad de la información se vuelve crítico. Sin distinguir tamaño o giro, a lo largo de los años, son muchas las organizaciones que han invertido en herramientas tradicionales de respaldo que se han utilizado para garantizar la seguridad de la información dentro de los centros de datos en un ambiente principalmente físico, las cuales normalmente realizan copias bajo ciertas condiciones, limitando la capacidad de verificación y confianza para recuperar los datos, lo que significa que en caso de un desastre como fallas en la electricidad, algún temblor o huracán no se asegura la recuperación de todos los datos.
Así como distintos parámetros de selección participan en el momento de comprar el auto que mejor se adapte a las necesidades de cada persona, de acuerdo al uso, velocidad, seguridad, tamaño y ahorros; los negocios modernos se enfrentan a nuevas demandas por parte de los usuarios finales, cuyos requerimientos incluyen el acceso a datos y aplicaciones las 24 horas del día, 7 días de la semana y una tolerancia cero con relación al tiempo de inactividad o la pérdida de datos; esto implica que sin importar el día, hora o lugar, las empresas deben estar disponibles continuamente para garantizar éxito en las oportunidades que se presentan.
Hasta hace algunos años, las herramientas tradicionales de respaldo habían garantizado la seguridad de la información dentro de los centros de datos en un ambiente principalmente físico pero los requerimientos de los negocios actuales demandan tecnologías de virtualización, almacenamiento moderno y nube, así que -igual que como elegimos auto respondiendo a las necesidades de la vida moderna– las soluciones de respaldo tradicional ya no responden a las necesidades de los negocios actualmente. Es imposible soportar tiempos de recuperación de horas o días, que más del 16% de los respaldos tradicionales fallen, que no haya visibilidad de la infraestructura, que sea imposible hacer pruebas de funcionalidad en ambientes reales. Todo ello, impacta directamente en la rentabilidad y éxito del negocio.
Es por ello que las organizaciones comienzan a invertir en soluciones de disponibilidad que realmente logran cubrir las demandas que se requieren para convertirse en una empresa siempre en línea, Always-On Enterprise. Las tendencias lo marcan, 150 mil empresas, de las cuales 50 mil en los últimos 12 meses, han dejado las soluciones tradicionales de respaldo para adoptar algo fundamentalmente diferente , Soluciones de Disponibilidad.
La implementación de estas soluciones permite a la empresa garantizar el acceso continuo a todos los datos y aplicaciones, ofreciendo servicios de TI más rápidos y eficientes como son Objetivos de Tiempo y Punto de Recuperación (RTPO) de menos de 15 minutos para todas las aplicaciones y los datos, así como lograr respaldos automatizados probados al 100%, lo que permite enviar un informe de estado y hacerle saber que las máquinas virtuales son recuperables en cualquier momento que las necesite. Otro de los beneficios que estas soluciones ofrecen es la recuperación garantizada de todo archivo, aplicación o servidor virtual, siempre, y con un riesgo del 0%, con lo cual se obtiene un monitoreo transparente y visible del total de la infraestructura.
Pero, ¿por qué dejar mi clásico y optar por lo moderno e ir del respaldo tradicional a soluciones de disponibilidad? Porque el mundo ha cambiado y lo clásico ya no es suficiente. En términos del negocio, ningún empleado o cliente aceptará estar sin acceso a una aplicación crítica, ni siquiera por un par de horas. El respaldo tradicional no se logra restaurar; en promedio, una de cada seis ocasiones, por lo que los datos se perderán de forma permanente al menos dos veces al año; más allá de la frustración que los empleados, socios y clientes pueden experimentar, estos sucesos se traducen en pérdidas económicas que pueden alcanzar cifras de entre 2 y 10 millones de dólares al año .
Así que, no contar con las herramientas adecuadas de disponibilidad, además de generar pérdidas de información, también se traducirá en pérdidas económicas. Como los autos clásicos que consumen más gasolina o requieren de más horas de mantenimiento y cuidados especiales, las herramientas de respaldo tradicional requerirán un esfuerzo mucho mayor para lograr la disponibilidad del negocio; y en un entorno moderno cuyo ritmo es acelerado, los negocios no pueden esperar. Las soluciones de disponibilidad – los autos modernos – son hoy una realidad y son muchas las empresas que ya han dado el paso para aprovechar al máximo su infraestructura y su personal, garantizando que ninguna oportunidad se pierde, de tal manera que, son estos los autos los que las conducirán hasta la meta: el Always-On Enterprise.