martes, 8 de diciembre de 2015

10 maneras adicionales de ser productivos en el trabajo

Reportajes y análisis

Ser productivo en el trabajo

 Permanecer con energía, concentrado y productivo en el trabajo puede ser un reto, especialmente durante esa pérdida de vitalidad a media tarde. Usted la conoce -esa disminución de energía a las 2 p.m. que ni siquiera una visita a Starbucks o una ingesta de Red Bull puede detener. Aquí, nuestros expertos ofrecen otras 10 maneras (con menos cafeína) de combatir la falta de vitalidad y de mantenerse energizado y productivo durante su día de trabajo.

Comprométase al balance entre vida y trabajo

No hay nada malo con responder a unos cuantos correos electrónicos, o encargarse de una o dos tareas rápidas fuera de las horas de trabajo, pero tenga cuidado; ese hábito puede apoderarse de usted rápidamente, si lo permite. Para evitar la saturación, tiene que mantener límites fuertes entre su trabajo y su tiempo libre, para que pueda afrontar ambos con una perspectiva fresca y energética, afirma Tim Eisenhauer, presidente de la compañía de intranet y software de colaboración Axero Solutions. "En estos días, todos tenemos un teléfono inteligente en el bolsillo, y eso significa que el trabajo puede inmiscuirse en otros aspectos de nuestra vida. Esta es una receta para el desastre, y puede resultar en que usted se desgaste rápidamente. Sin importar que tan ocupado esté, haga tiempo para desconectarse, relajarse, y hacer cosas que disfrute. Su cerebro se lo agradecerá, señala.

Aproveche al máximo las reuniones

Las reuniones no se pueden evitar, pero puede y debe asegurarse que sean efectivas, eficientes y productivas. "Las reuniones muy rara vez resultan en trabajo accionable. Los trabajadores pasan, en promedio, de seis a siete horas por semana en reuniones y después son forzados a realizar el trabajo real para los que fueron contratados en lo que queda de su día. Esto lleva al desgaste, lo cual lleva a problemas de retención y agotamiento. Así sus trabajadores no darán lo mejor de sí, anota Carson Tate, el fundador y director de la firma consultora Working Simply, y autor de "Work Simply".
Para evitar esto, haga que las reuniones sean cortas y se enfoquen en el tema. Llegue a tiempo, sujétese a la agenda acordada, y resalte los ítems de acción para tratar con otros participantes para que su día entero no sea interrumpido, añade Eisenhauer de Axero.

Concéntrese en la colaboración

¿Conoce todas esas bonitas herramientas de colaboración y tecnología en las que su compañía ha invertido? Úselas. Desde el video chat hasta la mensajería en tiempo real y compartir documentos, incluso sus colegas separados geográficamente pueden trabajar juntos de forma eficiente. Y si sus colegas y compañeros de trabajo están en la misma oficina, asegúrese de que usted está aprovechando su proximidad para compartir ideas, discutir nuevos proyectos y acercamientos en el almuerzo o al tomar un café, o solo dé una vuelta para tener una pequeña conversación.
"La colaboración y la cooperación entre colegas y compañeros de trabajo pueden contribuir al aumento de la productividad en el trabajo. Cuando la gente genera buenas ideas en conjunto, pueden pasar cosas increíbles. Y gracias al software de intranet social, la gente en lados opuestos del globo pueden trabajar juntos en todo tipo de proyectos, sin importar la hora, indica Eisenhauer.

Mejore los estándares de comunicación

La colaboración no puede ocurrir efectivamente a no ser que haya estándares de comunicación. Los empleados deben ser capaces de contactar unos con otros rápidamente y de forma eficiente a lo largo del día, sin perder tiempo y productividad. Ya sea si está usando correo electrónico, chat o software de intranet social para comunicarse, es vital para usted y su organización estandarizar esta área de la semana laboral, dice Eisenhauer.

Concéntrese en los resultados

En vez de centrarse en cumplir con sus cuarenta horas, enfatice sus logros y su producción -sus resultados, anota Eisenhauer. "Tanto para administradores como para empleados, esto requiere repensar su concepto de la semana laboral. No se trata de cuántas horas trabaje, sino la cantidad de cosas que pueda realizar. Puede medir la productividad fácilmente comparando los logros reales con los que se intentaron lograr, anota.

Establezca metas a corto y largo plazo

Además de metas diarias y semanales, establecer metas a largo plazo puede ayudarle a lograr y mantener la productividad, indica Eisenhauer. "Establecer y esforzarse en base a metas de largo plazo le ayuda a continuar el crecimiento, personal y profesional, y eso puede mantenerlo motivado y con energías. Si sabe que le cuesta mantenerse organizado o que se distrae fácilmente a causa de sus colegas, entonces puede trabajar en solucionar estas cosas con el paso del tiempo. Unos cuantos meses más adelante, verá significativas ganancias de productividad, señala.

Use el teléfono

A pesar de todas las variadas formas en las que la tecnología de colaboración nos ha ayudado a comunicarnos y ser más eficientes en el trabajo, hay momentos en los que el anticuado teléfono es más apropiado para la tarea en cuestión. "A veces esperar por un correo electrónico de respuesta puede tomar todo el día o hasta más. Esta demora claramente afecta la productividad en el trabajo, ¡y mucha gente aún rechaza la idea de tomar el teléfono! Es tiempo de superar este miedo. Una llamada telefónica puede ahorrar horas de espera, y mantener su día de trabajo dentro del cronograma, indica Eisenhauer.

Preste atención a las 'chispas' creativas

Las "chispas creativas -esas ideas innovadoras, a veces excéntricas que aparecen en su cabeza sin ser invitadas- deberían preservarse y atesorarse, puesto que pueden llevar a ideas y soluciones que algún día podrían volverse en punto de referencia en relación a productos y servicios, señala Eisenhauer. Tenga una libreta y un lapicero a la mano. O un documento en blanco abierto en su computadora, o hasta grabe su voz para asegurarse que estas chispas no se pierdan y olviden. Pero no se distraiga; "si una buena idea aparece, apúntela y después regrese a la tarea previa. Puede volver a visitar su idea una vez que tenga un poco de tiempo libre, anota.

Dese tiempo para reflexionar

Esa tienda local de parrilladas a la vuelta de la esquina puede sonar bien, pero después de un sándwich de cerdo grasoso y pesado, podría sentirse muy lleno como para hacer las cosas (más conocido como "estado de coma por comida). Pero morirse de hambre tampoco es sano, señala Eisenhauer. "Su cerebro necesita nutrientes para seguir trabajando, así que no comer lo suficiente puede tener un efecto negativo también. Comer ligero y comer bocadillos en el trabajo con frecuencia puede mantener su metabolismo y energía mental funcionando junto con su productividad, añade.

Dese tiempo para reflexionar

Quizás lo más importante que puede hacer para incrementar su productividad en el trabajo es tomarse el tiempo para reflexionar sobre los logros de cada día y de la semana. Concéntrese en los éxitos y contratiempos, señala Eisenhauer. "¿Qué siente que ha logrado? ¿Existen cosas que haría diferente la próxima vez? Las respuestas a estas preguntas pueden ayudar al crecimiento de su carrera y progreso personal, anota. La reflexión escrita es aún más efectiva debido a que le da un registro físico para observar en el futuro. No se dañe al ir cada día en piloto automático -reflexione sobre su progreso siempre que sea posible, finaliza. 

Fuente: CIO PERU