domingo, 18 de octubre de 2015

Teletrabajo en el Perú

Ahorro de recursos económicos, aprovechamiento de tiempos, oportunidades laborales para personas con habilidades diferentes y reducción de los niveles de contaminación por transporte automotriz son algunos de los beneficios de la Ley del Teletrabajo que el Ejecutivo reglamentará en breve, para estar así a la par de países como Suecia, donde se hace cada vez más común este tipo de labor.
Se trata de una modalidad de quehacer a distancia para que los empleados puedan desarrollar sus funciones en un lugar diferente al centro de trabajo, con la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), tanto en las instituciones públicas como en las privadas. Todo ello es posible porque las TIC facilitan las comunicaciones de forma remota, pero requiere necesariamente de una reglamentación asertiva para que los empleadores y trabajadores gocen de una alternativa laboral más. Por tratarse de un modelo nuevo, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo ha establecido un módulo de atención para brindar la orientación debida en torno a esta modalidad del futuro.
De acuerdo con la norma promulgada por el Poder Ejecutivo, el teletrabajo se caracteriza por el desempeño subordinado de labores sin la presencia física del trabajador en la empresa con la que mantiene vínculo laboral. Si bien las TIC permitirán desarrollar esas actividades, también servirán para que los empleadores ejerzan el control y supervisen las tareas delegadas.
En caso de que los equipos sean proporcionados por el empleador, el teletrabajador es responsable de su correcto uso y conservación, para lo cual evitará que los bienes sean utilizados por terceros ajenos. Pero cuando el empleado aporte sus propios equipos de trabajo, el empleador debe compensar la totalidad de los gastos, incluidos los de comunicación, sin perjuicio de los mayores beneficios que pudieran pactarse por acuerdo individual o convenio colectivo; y si el teletrabajador realiza sus labores en una cabina de internet o en un equipo proporcionado por terceras personas, el empleador asumirá los gastos que esto conlleva.
¿Quiénes podrán migrar a esta modalidad? El reglamento establecerá la forma como se efectuará esta compensación de condiciones de trabajo, y por razones debidamente sustentadas, el empleador tendrá la facultad de variar la modalidad, previo consentimiento del trabajador, sin afectar la naturaleza del vínculo laboral, la categoría, la remuneración y demás condiciones laborales, salvo aquellas vinculadas con la asistencia al centro de trabajo. Y sin perjuicio a ello, el teletrabajador también podrá solicitar la reversión de su condición laboral.
Con esta disposición, el Gobierno busca promover el teletrabajo con políticas públicas que garanticen su desarrollo, y para ello se coordinará con la Autoridad Nacional del Servicio Civil, la Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática, el Consejo Nacional para la Integración de la Persona con Discapacidad y la Comisión Multisectorial para el Seguimiento y Evaluación del Plan de Desarrollo de la Sociedad de la Información en el Perú.