lunes, 19 de septiembre de 2016

Cuál debería comprar, ¿Office 2016 u Office 365?

Esta es una pregunta recurrente en los foros relacionados con Microsoft. Aunque, a simple vista, Office 2016 y Office 365 comparten características, realmente hay un gran salto entre ellos. Por supuesto, debemos comprar algo que se ajuste a nuestras necesidades para no “tirar el dinero”. En este artículo, que hemos adaptado desde Windows Central, veremos las diferencias que hay entre ambos para sacar conclusiones… Eso sí, siempre lo haremos desde el punto de vista del mercado doméstico.
Para empezar, Office 365 es un servicio basado en suscripción que incluye las aplicaciones de Office 2016. Es más, si durante el tiempo que dura la suscripción Microsoft lanza una nueva versión de Office, la recibiremos de forma completamente gratuita como una simple actualización. Esto significa que Office 365 incluye ciertas características que no obtendríamos únicamente con Office 2016.
Por otro lado, Office 2016 es la última versión de la suite ofimática que hemos usado toda la vida en nuestras casas. Se paga una única vez por ella y es tuya para toda la vida, además recibiremos las actualizaciones correspondientes a dicha versión de Office. Es decir, cuando Microsoft lance la siguiente versión de Office, que podría ser Office 2019, tendremos que volver a pasar por caja.

Tabla de referencia rápida


Office 365 HogarOffice 365 PersonalOffice Hogar y Estudiantes 2016Office Hogar y Empresas 2016Office Profesional 2016
Precio$ 111 /año
$ 11 /mes
$ 77 /año
$ 7 /mes
 $ 167 $ 312$ 603
UsuariosHasta 51111
AplicacionesWord
Excel
PowerPoint
OneNote
Outlook
Publisher
Access
Word
Excel
PowerPoint
OneNote
Outlook
Publisher
Access
Word
Excel
PowerPoint
OneNote
Word
Excel
PowerPoint
OneNote
Outlook
Word
Excel
PowerPoint
OneNote
Outlook
Publisher
Access
Dispositivos5 PC o Mac
5 tablets
5 teléfonos
1 PC o Mac
1 tablets
1 teléfonos
1 PC1 PC1 PC
Minutos de Skype 60 al mes por usuario60NingunoNingunoNinguno
Almacenamiento OneDrive1TB por usuario1 TBNingunoNingunoNinguno

Aplicaciones y precios

Todas las aplicaciones de Office abiertas

Como mencionábamos al comienzo, Office 365 es un servicio por suscripción. Si elegimos pagar la suscripción anual, tendremos un descuento de dos o tres meses al año. Mientras que si elegimos la suscripción mensual, habremos pagado algo más al final del año, pero tenemos la posibilidad de cancelar la suscripción en cualquier momento. Por ejemplo, el plan mensual es mejor para estudiantes, que solo necesitan Office varios meses al año, mientras que el plan anual es para alguien que trabaje en casa.
Office 2016 es lo clásico, algo que compramos una vez. Esto es perfecto para alguien que quiere comprar algo una vez y tenerlo para siempre. Si queremos las aplicaciones básicas (Word, Excel, PowerPoint y OneNote), Office Hogar y Estudiantes 2016 es una buena opción a tener en cuenta. Mientras que Office 365 hay que pagarlo de forma mensual o anual, Office 2016 lo tendremos de por vida.
Las actualizaciones son algo a tener en cuenta. Mientras que Office 2016 seguirá recibiendo actualizaciones de seguridad y correcciones de errores, no recibirá ninguna característica importante en el futuro. Con Office 365, si compramos una suscripción hoy y la mantenemos hasta 2018, por ejemplo, recibiremos Office 2019. Si compramos Office 2016 hoy y lo mantenemos hasta 2018, seguiremos teniendo nuestro Office 2016 sin nuevas características, pero con actualizaciones de seguridad.
Una suscripción de office 365 nos permite tener siempre la última versión de Office. También, puedes pagar algo más una única vez y tener Office 2016 para siempre.
Si queremos todas las aplicaciones que se incluyen en el paquete Office, tenemos que adquirir Office 365 o Office Profesional 2016. Como vemos en la tabla anterior, estaríamos hablando de más de 500 euros por las mismas aplicaciones que incluye Office 365 sin las opciones de almacenamiento en la nube, Skype ni multidispositivo. Por esas mismas aplicaciones, 1 TB de almacenamiento, 60 minutos en Skype y la posibilidad de usarlas en un PC, una tablet y un smartphone, con Office 365 Personal serían 69 €/año.
¡Ojo! Si no queremos estar preocupado por las suscripciones y preferimos comprar una vez la última versión de Office para mantenerla durante años, lo mejor es que elijamos Office 2016. Si lo que queremos es tener siempre la última versión de Office con todas sus novedades y no nos importan las suscripciones, Office 365 es la opción a tener en cuenta.

Múltiples dispositivos

Office 365

Uno de los grandes aspectos de Office 365 es la posibilidad de usarlo en distintos dispositivos. Si vivimos en una casa con gente que usa distintos dispositivos y sistemas operativos, tendremos que elegir Office 365 Hogar. Esto nos permitirá instalar las aplicaciones de Office en hasta cinco PC o Mac, cinco tablets y cinco smartphones. Office 365 Personal se limita a una instalación por dispositivo, pero podemos usarlo en un PC o Mac, una tablet y un smartphone a la vez.
Todas las ediciones de Office 2016 solo pueden ser instaladas en un PC. Esto significa que si tenemos varios equipos en casa, tendremos que adquirir múltiples licencias, lo que puede ser realmente caro. Pese a que en smartphone podemos usar de forma gratuita las aplicaciones de Office Mobile, si las usamos de forma habitual y trabajamos con ellas, deberíamos adquirir una suscripción a Office 365.
En definitiva, si trabajamos desde múltiples dispositivos y queremos usar Office desde algunos de ellos, lo mejor es usar Office 365. Si únicamente tenemos un ordenador y no pensamos trabajar desde ningún otro dispositivo, Office 2016 puede ser una mejor opción para nosotros. Como indicamos al comienzo, ambos productos están enfocados a distintas necesidades del usuario.

Conectividad

Aunque Office 365 esté basado en un modelo por suscripción, tras la descarga e instalación iniciales, no es necesario estar conectado a Internet para usar las aplicaciones de Office. Aunque para ciertas cosas sí que es necesario, como guardar archivos OneDrive, a no ser que sincronicemos los archivos con la app de OneDrive. En ese caso, podremos guardarlos offline y se sincronizarán cuando nos conectemos.
Tampoco es oro todo lo que reluce. Si no nos conectamos a Internet e iniciamos sesión en nuestra cuenta de Office cada 39 días, nuestras aplicaciones pasarán a estar limitadas al modo de solo lectura. De hecho, es probable que comencemos a recibir advertencias de que nuestro producto no encuentra la licencia de uso. Aunque no es lo habitual a día de hoy, esto puede llegar a ser engorroso.
Office 365 requiere de conexión a Internet e inicio de sesión cada 39 días para mantener la funcionalidad de las aplicaciones.
Office 2016 no requiere de conexión a Internet en ningún punto del asistente de descarga e instalación, ni a lo largo de la vida del producto. Por supuesto, si queremos recibir las últimas actualizaciones de seguridad para la suite ofimática tendremos que estar conectados a la red de redes. En otras palabras: si vamos a usar Office en un ordenador que no tenga conexión regular a Internet, el consejo es optar por comprar la suite ofimática sin ningún tipo de suscripción.

Soporte

Web de soporte

Cualquier problema técnico que experimentemos con Office 365 será tratado inmediatamente por el personal de soporte de Microsoft. También, podemos preguntar sobre cualquier problema con la suscripción y la forma de facturación. Office 2016 solo ofrece soporte técnico para problemas relacionados con la instalación, una vez efectuado este proceso tendremos que arreglárnoslas solos.
Si queremos ese extra de seguridad y confianza que nos ofrece la posibilidad de acudir a un soporte técnico, tendremos que optar por Office 365. Si creemos que podremos “sacarnos las castañas del fuego” al sufrir algún problema con las aplicaciones de Office, podremos elegir el camino de Office 2016. Ya estamos viendo que Office 365 incluye unos extras más que interesantes.

Almacenamiento en la nube

Office 365 llega con un 1TB de almacenamiento en la nube de OneDrive que, dependiendo de la versión adquirida, puede ser extendido a más usuarios. Por ejemplo, si compramos Office 365 Personal, tendremos 1TB para nosotros mismos; mientras que si adquirimos Office 365 Hogar, cada uno de los usuarios tendrá 1TB para su uso personal, al que no pueden acceder los demás usuarios.
Los usuarios de office 365 consiguen un gran Terabyte de almacenamiento en OneDrive con su suscripción.
Office 2016 no incluye almacenamiento en la nube. Podemos adquirir un plan de 50GB en OneDrive por 2 euros al mes, si solo subimos documentos importantes podemos usar el plan gratuito de 5GB. Para terminar, si nos gusta tener una copia de nuestros archivos en la nube, lo mejor es elegir Office 365, que además de las aplicaciones de Office 2016 nos da espacio en la nube y minutos de Skype.

Conclusión

Después de haber visto las diferencias entre office 365 y Office 2016, está claro que Microsoft apuesta por llevar a los usuarios hacia Office 365. Tener un 1TB de almacenamiento en OneDrive es una gran oportunidad, junto con todas las aplicaciones de Office, que se actualizarán para ofrecer siempre la mejor experiencia posible.
Los de Redmond no han terminado de eliminar el modelo de compra única, y probablemente aquellos que odiéis las suscripciones estaréis agradecidos por ello. En un principio, pagar el precio de una licencia de la suite Office puede parecer algo elevado, pero si vuestro objetivo es vivir con él durante algunos años, el precio parece bastante mejor.

HPE lleva a las pymes sus soluciones de almacenamiento de alto rendimiento

hpe

Hace unas semanas Hewlett Packard Enterprise presentó HPE StoreVirtual 3200, una cabina de almacenamiento de gama baja de última generación, y HPE MSA 2042, que aporta una solución de flash híbrido. Nuevos avances en almacenamiento flash y definido por software que prometen eliminar las barreras que encuentran las pymes que quieren acceder a características de alto rendimiento.
Durante años, las pymes se han visto obligadas a condicionar decisiones fundamentales para la marcha de su negocio por el elevado coste y la complejidad de este tipo de soluciones. Mientras que las grandes organizaciones han desplegado cabinas flash para acelerar aplicaciones y están explorando la hiperconvergencia para mejorar los tiempos de obtención de valor, los pequeños clientes con presupuestos limitados han quedado apartados de estas tecnologías.
Afortunadamente, HPE StoreVirtual 3200 y HPE MSA 2042 cambian las “reglas del juego”, motivo por el que Hewlett Packard Enterprise e Intel organizan un webinar donde podrás descubrir cómo el almacenamiento de última generación, así como el almacenamiento flash y el definido por software eliminan complejidades y las barreras presupuestarias propias de las pymes.

solución para PyMEs

Kaspersky Endpoint Security Cloud da protección avanzada a pequeñas y medianas empresas a través de una consola de gestión en nube, fácil de administrar y sin necesidad de costosa infraestructura.



Las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) están utilizando entre 100 y 1,000 dispositivos, los que no solamente incluyen las PC y computadoras portátiles, sino también teléfonos inteligentes y tabletas. Con estos dispositivos, estos negocios experimentan varias amenazas de seguridad en el plano informático, tales como virus, troyanos, exploits, pérdida de información por medio del malware móvil, crypto-ransomware, phishing y el descuido de los empleados.
Es en este marco que Kaspersky Lab presenta Kaspersky Endpoint Security Cloud, una solución que proporciona protección eficaz para estaciones de trabajo con plataforma Windows, servidores de archivos, dispositivos móviles con Android e iOS. “Esta herramienta se puede usar para controlar y proteger a los usuarios de computadoras, laptops, y dispositivos móviles corporativos. Todo ello por medio de una consola administrativa en la nube, a través de la cual el usuario podrá controlar y gestionar –desde cualquier parte del mundo– las políticas de seguridad para proteger la seguridad, privacidad, datos de la empresa, datos corporativos, y la infraestructura crítica”, explica Jorge Peña, gerente de Ventas y Desarrollo de Canales Premium para Sudamérica de Kaspersky Lab.
El uso de la consola en la nube significa que las empresas no necesitan comprar hardware o software adicionales para servidores. Al no necesitar infraestructura, los costos se reducen considerablemente, pues Kaspersky se encarga de la plataforma y el mantenimiento por medio de la nube. Así, los costos de esta solución dependerán de la cantidad de nodos (punto de conexión) o de usuarios que tenga el cliente. Asimismo, Kaspersky Endpoint Security Cloud ofrece como opción a las Pymes una licencia anual o suscripción mensual.
Otro punto es que la consola de administración, centralizada en la nube, no requiere conocimientos informáticos avanzados. “Esta herramienta ha sido diseñada para las pequeñas y medianas empresas que no tienen los mismos recursos que las grandes empresas, por lo que esta solución es fácil de implementar y manejar. La consola es bastante intuitiva, no es necesario contar con ninguna certificación. Es muy amigable para los usuarios”, señala Peña.
“Con esta solución podemos brindar el mismo nivel de protección y cobertura que el que se da a las grandes empresas, solo que con una herramienta mucho más fácil de manejar”, agrega.